martes, 21 de marzo de 2017

En un latido del corazón.

Estás en cada minuto de mi vida, en cada paso que doy
Vives en mis sueños y en mis esperanzas de un mundo mejor
Estás dentro de mi alma, en cada nueva mañana
Vives dentro de una poesía, en cada punto aparte, en cada palabra...

Caminas por las venas de mi cuerpo
Vuelas de incógnito por el mar del silencio
Sonríes en cada cosa que me hace reír
Y corres por los caminos donde se aprende a ser feliz...

Estás en cada cosa nueva o vieja que hago
Vives en cada nota musical, en cada tecla de mi piano
Estás a cada paso que doy por esta vida sin fin
Y vives dentro de mis ojos, que no ven a nadie más que a ti...

Caminas por mis manos esperando así llegar hasta el sol
Y vuelas sobre mis espaldas para quitarme el cansancio
Estas en cada nuevo día, en cada canción de amor
Marcando con tus besos los latidos de mi corazón...



En un latido del corazón.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002

El lado bajo del amor.

Donde ambos alguna vez supimos detenernos
Donde la lluvia nunca nos dejó ver el sol
Tú elegiste seguir por los caminos que conducen al alba
Yo me quedé esperándote con mi amor...

Donde nos olvidamos de tener miedo de volar
Donde los mares se llevaron el sonido de tu voz
Tú elegiste seguir viviendo encerrada en una nube pasajera
Yo me quedé esperando en los lugares más bajos de este amor...



El lado bajo del amor.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002

Él está navegando.

Lloraste bajo la sombra de un coral
Esperando que las tardes no se fueran jamás
Porque creías que regresaría volando
Quien se llevó tu corazón y se fue navegando...

Te sentaste entre las rocas para verlo pasar
Pero sólo las sombras pasaron y lo que no quieres recordar
Mil barcos regresaron a las costas del olvido
Pero no el barco donde soñabas navegar...

Los años se fueron como arena entre los dedos
Y las costas del olvido sólo albergaron a los fantasmas
Nadie volvió para decirte que la espera era en vano
Que el tiempo que pasaras no lo regresaría...

Y te dejaste morir en las costas donde nada llega
La sal del mar borró las arrugas de tu frente
Muchas lágrimas, el cielo lloró por tu amor
Pensando que con el agua podría borrar el dolor...



Él está navegando.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002

El bosque mágico.

El hada murió bajo el encanto glacial
En el centro de un bosque profundo
Por el dolor de no poder encontrar el sueño
Perdida en su insomnio, en su mundo de cristal...

Dio un último beso a las flores del amo druida
Y se dejó descansar en los brazos del olvido
Y así sus estrellas de papel fueron entristecidas por el mar
Cuando el bosque también moría, porque se quedaba dormido...

Y antes de su lenta caída, el hada juró jamás regresar
Porque se estaba muriendo y se sentía vencida
Entonces el bosque encantado, del cielo se puso a llorar
Mientras se dormía tranquila en las manos del olvido...



El bosque mágico.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002

El ángel y el vampiro.

Mi alma fue al encuentro de la ira y de la locura
Porque no sabía ni del sol ni de la luz
Mis manos que fueron asesinas del dragón
Antes que tu amor perpetuo naciera en los mares del Sur...

Fue tu amor más profundo que el llanto del vampiro
Que abrió la esencia de mi alma al arcoiris y su color
Y fue tu amor tan perfecto, inmenso, libre del destino
Que me encontró justo al limite del dolor...

Y ahora mi alma como mi vida esperan por tu amor sincero
Porque por cada herida tenía una de tus caricias
De tus manos hechas con la eternidad de los cielos...

Mi alma que antes fue terriblemente oscura
Se dejo someter por este amor mas allá de los tiempos
Por tu alma inocente, cubierta de infinita ternura...



El ángel y el vampiro.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002