viernes, 17 de febrero de 2017

La hora azul.

Así fue este amor, distante como la esencia de tu vida
Con mi cielo que comenzó a ponerse triste y gris
Recostada allá en mis brazos que habían olvidado como abrazar
Sobre esta piel que también olvidó la forma de sentirte...

De este lado del mundo los ángeles dejaron de cantar
Se moría esta tierra por las ganas efímeras de poder verte
En el fondo de ese mar de lamentos para esta hora sin fin
Quedaba el silencio y este amor más profundo que la muerte...

Así fue el dia, y así se me fue tu vida
Ocultándose detrás de este universo inmaterial
Mas te amé en estas horas profundamente azules
Como un brujo, buscándote en el centro de esta luz sobrenatural...

Y así fue esta hora, como cuando el cielo lloró por los dos
Y se me perturbaron el alma y las ganas de vivir
Cuando te imaginé en esa barca de cristal rumbo al horizonte
Marchita de tanta muerte como una orquídea en Abril...

Y se callaba el mundo desde su remota y perpetua distancia
Donde el polvo de diamantes ya no me dejó ver tu luz
Así los ángeles volaron y te llevaron hacia el mas allá
Mientras el cielo de pronto, se volvió eternamente azul...



La hora azul.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002

Una historia de blues.

Porque tú te transformaste en la melodía
Y le diste sangre a estas hojas vacías
Yo me quedé en este mundo, sólo para esperarte
Creyendo que tal vez tú, no podrías olvidarme...

Porque tú quitaste el vacío de los poemas inconclusos
Y le diste sentido a esta vida sin rumbo
Yo escribí en mi piel todas tus memorias
Y entre lágrimas tú te hiciste parte de esta historia...

Porque el adiós se llevó todos los sueños
Pero me dejó tu nombre, que yo convertí en melodía
Así tu cuerpo volvió convertido en sangre y en luz
Para ser parte de una poesía y de este triste blues...

Porque tú decías que yo sin ti podría sobrevivir
Pero te llevaste todas mis ganas de ser feliz
Yo me quedé a terminar los cuentos que escribías
Pero no hablaban de amor, solo de amar y morir...

Entonces dejé que fuera mi alma la que te inmolara
En letras y canciones que tuyas nunca serán
Tú que te transformaste en el norte y en el sur
En la oscuridad y en mi pálida luz
Y te convertiste en melodía y en la historia de este blues...



Una historia de blues.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002

Serás...

Tú serás el nombre de las calles de esta ciudad
Llevarás las marcas del cielo y de la eternidad
Bajaremos desde las montañas hasta el fin del mar
Donde nuestros hijos, junto al sol, crecerán...

Nada será imposible, hoy nada tendrá un fin
Serás la parte inentendible de mi corazón
Y yo seré quien se incline ante tu amor
Porque el tiempo nos enseñará
Que el amor verdadero se encuentra en la inmensidad...

Aprenderás tantas formas para escribir
Hoy te daré el sentido de las palabras "ser feliz"
Las palabras sólo explican el lenguaje del corazón
Donde siempre me encontrarás...

Y tú serás siempre el viento dentro de mí
Serás hija de los cielos y de la verdad
Donde esperarás mis manos que te saben acariciar
Salvarás los mares, elevarás al infinito lo que hoy puedes soñar
Donde estará este niño que siempre te amará...




Serás...
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002

Horizonte.

Las palabras se hicieron largos silencios
Las calles se olvidaron, al igual que los nombres antiguos
Ambos volvimos a los viejos lugares, pero en soledad
Para jamás volver a vernos, para poder olvidar...

En un cajón guardé lo que dejaste de perfume
Junto a los besos que sin pensar olvidaste
Así tú te fuiste para recorrer el mundo
Y yo me quedé en el mismo lugar, llorando lo que tú no lloraste...

Las horas se volvieron fatídicas
Más en los momentos críticos de esta soledad
Así volvieron los recuerdos, y los ecos de las sombras
Mudos, como la voz de quien te ama y siempre te nombra...

Las palabras, las calles, las horas y el eco de este amor
Se fueron despacio al lugar donde no encuentras dolor
El mundo dejo de hablarme de ti, para ayudarme a olvidarte
Pensando que sin tu nombre, yo dejaría de amarte...




Horizonte.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002

Habitaciones vacías.

La lluvia aún golpea en mi ventana
Espero entre sombras para que abras la puerta
No hay luces dentro, pensaras que no hay nadie
Pero aquí esta el resto de mi vida, que es tuya
En habitaciones vacías...

Tantas noches, entre lágrimas e insomnio
Tantas lluvias en las que no viniste a secar mis espaldas
Ya nada queda aquí, excepto mi vida y algunas palabras
Las que olvidaste y las que preferiste no escuchar...

Hay tanto vacío, en esta habitación sin fin
Tantos sonidos mudos, que pasan frente a mi
Y tú, que decidiste que esta vida no te pertenecía
Y que no había motivos para ser feliz...

Así se va otra noche, otro día y tu no estás
Así me quedo pensando si en tu viaje encontraste soledad
Así se va mi sangre por el piso, donde tú no estás
En habitaciones vacías, donde es imposible respirar...



Habitaciones vacías.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002