lunes, 30 de enero de 2017

Y cuando llega la noche.

Las sombras, que mudas esconden al reloj
Que llevan a su interior la parte de mi alma
La que aún no destruye la soledad
La que despierta siempre esperando ver la luz de la mañana...

Y la luz, que de repente se pareció a tu rostro
Y me dejó dormir bajo tus ojos cálidos
El viento esparció en el mundo al recuerdo
Para que ninguno de los dos volviera a encontrarlo...

Y tú, que dejaste que llegara la noche
Y tú, que dejaste que llegara el adiós
Sólo por pensar que las cosas no cambiarían
O tal vez por dejarte vencer por el dolor...

Así tus manos se llenaron de sangre bajo las estrellas
Así tus ojos buscaron paz donde nada existe
Entonces Dios te concedió la ternura de un último sueño
Tú que dormías tranquila, sin saber lo que destruiste...

Así cuando llega la noche, también llegas tú
Vestida de ángel, pero sin el color del cielo
Entonces de forma mágica sabes convertirte en luz
Donde nada queda, ni siquiera el recuerdo...




Y cuando llega la noche.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002

Verónica (Historia de búsqueda y esperanzas)

Que la luna te cubra con su pálida soledad
Que te permita seguir hasta el fin del universo
Porque amo ver tus pies descalzos
Y tus ojos tristes, eternamente cansados...

Que el aliento del dragón a veces te deje dormir
Que a la medianoche no quiebre tu vida por la mitad
Porque ansío ver tus manos llenas de tiza
Entre mi alma y el mar...




Verónica (Historia de búsqueda y esperanzas)
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002

Universo.

Y fue aquella una de las noches en las que mas te amé
El silencio descansaba en su perpetua quietud sobre el mar
Recostada sobre el horizonte, cubierta de estrellas
Allá en el horizonte, perdido en ti, me acosté para soñar...

Y como esta tierra cubierta de orquídeas bañadas en sangre
Así tu cuerpo estaba cubierto de tímidas estrellas
El mar remoto se agitaba al ritmo de tu respiración
Tranquilo, sin sueños lúgubres que asustaran a tu corazón...

Y el silencio crecía de tu vida, a veces de tu calma
Como un ave moribunda que a veces se niega a morir
De mis ojos, lágrimas de luz caían sobre tu alma
Como estrellas errantes caídas de su propio fin...

El tímido universo saliendo de si mismo
De estrellas, lágrimas y cometas cubrió todo tu ser
Tus ojos llenos de silencio, encerrados en el abismo
Miraban hacia el cielo, veían la vida renacer...

La tierra descansaba con el mismo sueño de todos los muertos
Y tu nombre quedó escrito en esta enorme bóveda azul
Mientras nacían orquídeas en este mundo desierto
Mientras temblaban tus estrellas en este universo en quietud...



Universo.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002

Un día.

Volverás a sonreír cuando veas el sol
Cuando los niños tengan un lugar donde jugar
Volverás a sentir el viento golpeando tu rostro
Y volverán los años lejanos de la infancia...

Un día volverá el cielo aquel
Y la orilla del mar donde antes te amé
Y verás que el mundo gira solo por tu amor
En otras galaxias, muy lejos del dolor...

Un día sabrás que el invierno ya no es el mismo
Que después de todo las cosas si cambiaron
Entonces volverás convertida en ángel y niña
A los lejanos días del pasado...

Un día la tormenta dejará de matar a los pájaros
Y tú volverás a emigrar hacia el sur
Donde tu pueblo siempre estará esperando
Donde tal vez hoy encuentres luz...

Así será tu sueño, algún día
Donde ya no me recuerdes, donde se cierran las heridas
Entonces volverás al lugar donde comienza la eternidad
Sobre la constelación de Libra, donde está tu hogar...



Un día.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002

Un amor entre el cielo y el infierno.

Lo que fueron tus ojos alegres
Ya nadie lo recuerda
Fueron el revés de este cielo y su misterio
Hoy de párpados gastados, hundidos de mirar al pasado
Llenos de este amor entre el cielo y el infierno...



Un amor entre el cielo y el infierno.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002

Un amor de sombras y cristal.

Era una vez este amor de sombras del cielo
Donde los ángeles dormían sin el sueño
Y desde las costas de este mar azul
Dos almas volaban libres hacia el sur...

Y porque nada dura para siempre
Las promesas que hicimos Dios las tuvo que romper
Porque alguien te necesitaba allá arriba
Cuando el adiós llego en los párpados del amanecer...

Y así, tristes, como terminan las tragedias
Sobre nuestra piel cayó del universo un poco de soledad
Ya no habrá más promesas donde estás escondida
Donde fue una vez este amor de sombras y de cristal...



Un amor de sombras y cristal.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002

Tu mágico amor.

Estoy tan, tan lejos de casa
Estoy tan cansado de este viejo lugar
No lo sabes, pero te extraño tanto
Que eres tú lo que duele y no la soledad...

Por las noches se hace imposible dormir
Porque tú ya no estás en mis sueños
Dame la calma y el olvido para que pueda soñar
Y así dejar de lado el pasado y huir de esta ciudad...

Y seguir los caminos que me lleven a ti
Y convencerme con tus besos de que se puede ser feliz
Y vivir al pie de todos los arcoiris, donde no encuentre dolor
Para vivir sólo bajo la sombra de tu amor...

Tu mágico amor, que todo pudo hacer posible
Tu mágico amor, que cambio las cartas que escribió el destino
Ángel extiende tus alas sobre mí
Y regresa a casa conmigo...

A veces tú faltaste en las calles de mi vida
Y me encontraba en el infinito sin saber que hacer
Tú me encontraste débil para poder seguir
Pero yo encontré valentía y fuerza sólo por ti...

Ahora quiero que tú estés cuando te necesite
Desde el principio hasta el fin de todos los años
Entonces te envío una carta desde el alma
Escrita solamente con mis lágrimas...



Tu mágico amor.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002