viernes, 2 de diciembre de 2016

Para que no desaparezca.

Volví a los lugares donde antes estuvimos
Y hablé conmigo mismo las cosas que dijimos
Me fui por la soledad para ver si te encontraba
Sentada en un banco leyendo mis poemas...

Y volé por la ciudad, y me escondí en la tormenta
Para robarte una lágrima por si acaso estabas llorando
Me fui por el recuerdo para verte en mis memorias
Y encontré tu nombre escrito con dolor en esta historia...

Hoy volví al viejo bar donde nos conocimos
Por si acaso tú también estabas recordando
Y con la luna perseguí tus huellas en la arena
Sólo para que este amor jamás desaparezca...

Me senté en el banco de la plaza, en el mismo lugar
Quizás tú también querías regresar
Me senté bajo la lluvia por si llorabas por mí
Y me fui hasta el infinito para saber si eras feliz...

Volé por tus memorias, para recordarte mi amor
Pero estabas dormida o eras presa del dolor
Y me puse a recordar en realidad cómo eras
Para no olvidar tu nombre, para que este amor no desaparezca...



Para que no desparezca.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002

Cómplice del amor.

Los caminos que conducen al mañana
Están señalados por tu luz
Tus párpados cansados se cierran despacio
Y tus hombros cansados ya no soportan el peso de esta cruz...

"los mares se agitaron cuando el hombre comprendió el significado de la palabra perdón, los cielos y los soles volvieron a tener su verdadero color...
...y el silencio de la tierra se quebró con la risa de los niños, y los corazones rotos pudieron olvidarse del dolor...
Así pasaron los años en la época de la auras, en la era del dolor... Y regresaron los hombres por los caminos viejos, y por el sendero del sol..."


Los sueños que conducen a la esperanza
Están empapados de tu amor
Tus manos recorren mi cuerpo, despacio, despacio
Y lentamente van borrando las heridas y el dolor...

"las estrellas volvieron a brillar, después de las épocas del adiós, así te transformaste en mi luz, en mi guía, en mi universo y en mi todo...
... así me devolviste las palabras y el sonido de mi voz...
... así sobrevives amor mío, cómplice de este amor...



Cómplice del amor.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002

Nos perdimos en un sueño.

Cada vez que me pierdo en la luces de la ciudad
Parece que aún camino a tu lado
Recorriendo el tiempo que me lleva hacia atrás
Hacia el sueño en el cual ambos nos perdimos
Sin poder despertar...

Cada vez que te busco entre la gente, las sombras y la humedad
Me parece verte sonriendo en nuestro viejo lugar
Esperándome para ver el último amanecer
Y cegarnos del dolor que intentamos aceptar...

Cada vez que me quedo mirando los muros desde la oscuridad
Me parece verte sentada como años atrás
Antes que el cielo jurase ser nuestro principio y nuestro final
Antes que tus manos y las mías comenzaran a sangrar...

Cada vez que te busco en la plaza de esta ciudad
Me parece verte dormida en mis brazos
Sin que nadie te pueda despertar
Como el destino que los dos quisimos cambiar
Antes de perdernos en este sueño
Del cual no pudimos escapar...



Nos perdimos en un sueño.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002

Una noche en Los Ángeles.

Porque tu adiós llegó en un maldito atardecer
Sobre el mar esperaba quien te llevo lejos de aquí
Las horas azules las abandonó tu amor
En la época de esta vida donde no se puede ser feliz...

Los momentos que pasamos volando sobre la ciudad
Las cartas que escribimos en la eternidad
Se fueron volando lejos con tu nombre escrito en el cielo
Hacia donde tú estás, y sólo esperas en silencio...

Noches viejas en Los Ángeles
De calles sin nombre en esta ciudad
Donde aprendimos a hablar de amor
Para intentar olvidar lo que conocíamos del dolor...

Y tu adiós que llegó en un maldito atardecer
Y tus huellas que jamás se fueron de mi piel
Noches viejas en Los Ángeles, de donde no se fue el ayer
Sólo para que supieras que yo siempre te amé...



Una noche en Los Ángeles.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002

Noche cruel.

Noche cruel
He caído desde el lugar más alto hasta el dolor
Estoy detrás y dentro de tu sombra perpetua
Tú que ya no vives dentro de mi amor...

Noche cruel
Donde tú no estás, pero yo si estoy
He caído dentro de la tormenta infinita
Por si tal vez querías sorprenderme con el sol...

Noche cruel
Donde las estrellas no iluminan esta desgracia
Noche cruel, donde estás entre recuerdos
Pero no con tu piel...



Noche cruel.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002

NO.

No rías porque es época de tristeza y de soledad
No respires porque el aire está cargado de veneno
No llores porque no hay tiempos para lágrimas
No sueñes porque ya es demasiado tarde...

No salgas a ver como es el mundo porque te dará miedo
No grites que las guerras son innecesarias
Porque los gritos de mil dragones ahogaran tu voz
No mires hacia el cielo porque ya no brilla el sol...

No digas que las cosas algún día cambiaran
Porque la esperanza no existe ni la eternidad
No persigas sueños que ya están perdidos
No te detengas a ver el rostro oculto de tu destino...

No rías porque es época de tristeza y de soledad
No escapes porque lo que te espera no es seguridad
No dejes que te devore el mundo ni su oscuridad
No dejes que detrás de ti se cierren las puertas del mal...



NO.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002

No quiero necesitarte.

Ya no más palabras de amor arrojadas al viento
No más te amo, que ninguno de los dos sentirá
Los caminos que juntos recorrimos están muy lejos
Los cielos que juntos vimos ya nos son ajenos...

Ya no más secretos en el fondo del mar
No más cuentos de hadas a la hora de dormir
Los sueños que juntos tuvimos ya están perdidos
Y Dios se robó las promesas que tantas veces nos hicimos...

Ya no más inviernos fundidos en una sola piel
No más costas de sal donde esperamos al atardecer
Las costas a las que nadamos están en otros horizontes
Los soles que miramos se perdieron en la noche...

Ya no más de tu compañía, ya no más de ti
No más promesas, sueños o esperanzas
Porque el amor que antes nos tuvimos, ya no existe más
No más de ti, basta de mí, basta de la eternidad...



No quiero necesitarte.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002

No puedo continuar.

Ya no importa que te vayas cuando esté dormido
De nada sirve que el cielo no nos pueda esperar
Porque de tantas guerras y vestigios de soledad
No encuentro tu luz, y así no puedo continuar...

Ya no importa que jamás el sol vuelva a brillar
Ya de nada sirve dormir pensando en la eternidad
Nosotros que año tras año luchamos contra el dolor
Y de tantos años aun no conocemos al ganador...

Que puede importarme si los océanos están en llamas
Que puedes decirme tú acerca de Dios
Estaré aquí en la tierra, en todos y en ningún lugar
Sobre los mares en llamas, donde no pueda continuar...

Ya no importa que me digas que es culpa del destino
Que puedes decirme tú acerca de la fe
Donde la lluvia no caiga sobre tu piel
Tú me encontrarás donde quiera que estés...



No puedo continuar.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002

No estás sola.

Quizás ya no escuches mi voz por el teléfono
Tal vez ya no me busques en las estrellas fugaces
Pero yo siempre estoy, en tus manos, en tus palabras
En las cosas que tú vives, en el silencio, en lo que escuchas...

Quizás ya no encuentres mis canciones de amor
Tal vez ya no escribas mas en tus cuadernos
Pero yo siempre estoy, en tus sueños imposibles
En las cosas que tu alma secretamente desea...

Quizás mi ropa ya no te sirva de abrigo
Quizás ya no sientas dormida, cuando te abrazo
Pero yo siempre estoy, entre las voces de tu gente
Entre el sonido de las voces amigas...

Quizás ya ni puedas recordar quien soy
Tal vez ya no busques respuestas en tu piel
Pero yo siempre estoy en las paredes de tu hogar
En el libro que siempre olvidas leer...

Y tal vez mi voz jamás llegue a tus oídos, tal vez jamás
O quizás tú estés preguntándote en que parte del mundo estoy
Yo siempre estoy entre las barreras del olvido y de tu amor
Viviendo para siempre en la parte menos pensada de tu corazón...



No estás sola.
El principio universal de todas las cosas.

Todos los derechos reservados.

©2002