martes, 15 de noviembre de 2016

Volver a morir.

Llueve... caigo... me recojo
llegas... te empujo...
barro... limpio... oscuro...
vuelvo a morir...



Volver a morir.
La muerte y la oscuridad.

Todos los derechos reservados.

©2004

Vida.

Late presuroso el corazón amargado
un sin fin de latidos liberan el alma
la mirada se diluye entre la sal
la mirada inerte, fija en la noche
el corazón aún late
con un lastimero aullido
inculpar el ansia
de una vida extrema
el sentir desmesurado
las alas que se alzan en derredor tuyo
y ha vuelto a la noche la calma
y mi ser es despreciable una vez más
mi ser lleno de mal
instigada pena
tu último aliento de corazón
que ha dejado de latir
¿Inculpas al vivo?
¿quién yace ahí?



Vida.
La muerte y la oscuridad.

Todos los derechos reservados.

©2004

Sólo una pesadilla. (Muerte en cuatro actos)

I – Hoy te vi, en la oscuridad de tu corazón
sentías odio y rencor
te vi llorar e indefenso no pude borrar
la tristeza de tus ojos.
Te pregunté el otro día
si querías caminar conmigo por el parque
más no me respondiste
me pregunto qué habrá pasado
en qué parte me desconecté
últimamente no te he visto reír
me pregunto si ya no quieres vivir
más he notado que hablas sola
todo alrededor mío es muy callado y frío
ya no siento calor... estoy enfermo?
la soledad me acompaña por todas partes
a veces pienso que me divorcié de ti
para casarme con la señora que cocinaba en el restaurante de la esquina
pues ella parece saber lo que pasa conmigo...
con nosotros...
ella sólo me dice que me puede ver...


II – Dios mío! por qué, por qué?
dime tan sólo por qué me arrancaste de mi pecho
mi único corazón
por qué me enviaste al rincón plástico donde no se habla?
pobre de mí, me fui sin decirle adiós
sin decirle que no fue mi culpa
sí, sí, estoy muerto
muerto y confinado a verla sufrir!
tú Dios, qué clase de piedad tienes?
así es como se sufre después de morir?


III – no recuerdo nada...
... qué pasó?...
nadie dijo nada
nadie preguntó hoy por mí, mi amor?
qué hay de cenar hoy?
por favor no llores más
por lo menos te puedo dar mi compañía transparente
... es lo único que tengo para ofrecer...


IV – no me odies
ya nada es azul...
nada es azul...
duerme amor,
duerme y olvida todo esto, olvida todo incluso a mí
despierta... de tu pesadilla
yo soy sólo una pesadilla...
... que nadie quiere tener...



Sólo una pesadilla. (Muerte en cuatro actos)
La muerte y la oscuridad.

Todos los derechos reservados.

©2004

Solamente tú.

Tu adiós... noche sin estrellas
mi corazón sangra con tu indiferencia
la tumba del amor, tu olvido
tus ojos, invierno crudo.
El metal de la distancia
nos guarda en su ataúd.



Solamente tú.
La muerte y la oscuridad.

Todos los derechos reservados.

©2004

Siento vuelo perdido en un sueño.

Me inculpas nuevamente...
...tus ojos...
...malditos ojos.



Siento vuelo perdido en un sueño.
La muerte y la oscuridad.

Todos los derechos reservados.

©2004

Réquiem a Celeste.

Aún cuando el viento despojó de mis manos las últimas cenizas de nuestro amor. Yo te sigo amando con toda mi alma.
A dónde me lleva la noche furiosa que me aleja de tus besos, me quita de tus brazos. Tus labios tibios se convierten en recuerdos sombríos.
Ni tus manos ni tu voz pueden detener mi partida.
Las lágrimas se convierten en rocío y mi corazón se hace libre batiendo sus alas.
Y nuestro amor se envuelve en llanto y despedida.



Réquiem a Celeste.
La muerte y la oscuridad.

Todos los derechos reservados.

©2004

Que mi muerte y la oscuridad te cuiden...

Perdida en la oscuridad de mis propias circunstancias, ecos que me atacan y me critican, me despiertan en la noche, las barreras y el bloqueo me mantienen a salvo y me devuelven el control, mientras pretendo estar bien.

Que mi muerte y la oscuridad te cuiden.



Que mi muerte y la oscuridad te cuiden...
La muerte y la oscuridad.

Todos los derechos reservados.

©2004

Penumbras.

Estela gris
del mar azul
bosquejo natural
sangre petrificada...



Penumbras.
La muerte y la oscuridad.

Todos los derechos reservados.

©2004

Para Vempire, mi ser nocturno.

Más si mi letargo es el fin
sentirás el dolor que me atrapa
dolor inexistente
dolor que me desgarra
dolor intenso, más si fueras la única en mi
mente.
Al seguir nuestro camino
me doy cuenta de que estás atrapada
dentro de un ser nocturno
al letargo de mi destino.
Más aún si lo dudas
el amor nocturno que te tengo
amor oscuro del recuerdo
y de la melancolía mundana.
Si tan sólo...



Para Vempire, mi ser nocturno.
La muerte y la oscuridad.

Todos los derechos reservados.

©2004